Amor
Busca lo que quieras:
Hacé click para añadirnos a tus favoritos
 
Nuevos Populares Votados Mejores Recomendados

Inicio: Cartas: Hola Corazón

Hola Corazón


Publicado el: 23/05/2009 - Visitas: 1775 - Versión para imprimir
Comentarios: 0 - haga click aquí para ser primero en realizar un comentario!
Votar:
  • Currently 3.01/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos: 137 Puntaje: 3.0

Hola, corazón:

Debo hacer una precisión para efectos de sentar claridad meridiana,  en todo esto que estamos abordando. Cuando afirmo que: "Nunca sentí certeza de que me pertenecieras", yo no soy de nadie...
Esa no era la intención de la frase, y menos para nosotros que amamos sentir la libertar de volar. Como bien sabes acostumbro, por estilo, usar metáforas a granel para hilvanar mis ideas.
Sin intentar cambiar un ápice, el propósito de esa acalorada frase era hacerte saber que:   Nunca sentí esas ganas irredimibles de estar a mi lado, todo para mí fue ambiguo, a veces indescifrables en otras ocasiones mostrabas incongruencias, de saber que querías.
Estoy de acuerdo contigo que añoras encontrar ese hombre que tenga la valentía de amarte con todas sus fuerzas, de darlo todo por vos. Igual yo deseo lo mismo de una mujer, en ti nunca lo sentí. Todo lo que me brindabas, si bien era puro y cristalino, propio de la transparencia irreverente de tu corazón, igual estaba sometido a otras condiciones por resolver.
Cuando hablas que: "No soy títere dependiente" trataré de cuidar con denuedo el contexto mismo de la frase para no falsear el contenido de la misma. En el amor siempre habrá una deliciosa dependencia del otro, es una relación de dos donde la entrega debe ser mutua y desenfrenada, despojada de toda vanidad, donde no media condición alguna.
Observe usted como discurre, esta locura sin nombre que los dos vivimos, ambos sentimos la fatiga permanente de saber donde estamos, cargamos esa necesidad impajaritable de estar comunicándonos, a pesar que muchas veces nos hemos tranzados en discusiones fuertes, jamás soportaríamos el frío que produce el eco del silencio.
Sin duda, y sin quererlo nosotros mismos, ya somos dependientes, no importando las relaciones que sostengamos con nuestra pareja. Todo este sentimiento que desbordamos es un contubernio del corazón de ambos, donde ellos cifrados en razones que no conocemos nos impiden separarnos.
Reconozco que mi corazón es dependiente del tuyo, y yo no me voy a meter a coartar su libertad, sus deseos de ambos estar juntos.
De otro lado, cambiando de tercio, vale aclarar que, tampoco dije que buscaras un joven inmaduro. Deja de lado esas prevenciones, si algo quiero ahora en vos es brindarte una luz que te brinde la posibilidad de reflexionar sobre tus propósitos, en los campos de cupido.
Si bien soy parte y contraparte, en este complejo asunto que los dos hemos construido, no soy egoísta para darte mi opinión sin intenciones torticeras.
El cuerpo de su razón, lo detesto, en veces es torcido, y lleno de prevenciones infundadas. Me gusta mejor hablar con su corazón, que es igual de inmenso como el mar que azota cada mañana las murallas de su tierra.
Si, algún día la vida nos da la oportunidad de estar juntos, te quiero audaz, intrépida, loca, y dispuesta a darlo todo sin temores a la derrota. Nunca te ofrecería un futuro a mi lado, eso lo construimos los dos.
Por último, sino sientes las ganas incondicionales de seguir a Lugui a donde sea, sin condición alguna, y sin miedo a que te deje tirada, es mejor que no lo busques. Déjalo que el se brinde la oportunidad de conocer una mujer que si se atreva hacer lo que tu no fuiste capaz.
Por lo que me haz podido contar siento que los dos se quieren mucho, pero de diferentes formas. El quiere algo ya, concreto y cierto en el tiempo, formar una relación de pareja en su país, vos por el contrario quieres mas tiempo para conocerlo, eso él nunca lo va entender, es mas estoy seguro que se sintió burlado. Los dos están hablando idiomas diferentes.

Por encima de todo, vos y yo somos amigos.

Carlos Mario

¿Le ha gustado este artículo? : Recomiendelo a un amigo

Quizas le interese revisar los siguientes artículos relacionados con éste:

Si desea hacer una referencia a este artículo por favor utilice la siguiente url en su sitio:

Comentarios:

Este artículo aún no ha recibido comentarios, anímate y sé tu el primero en comentar!

Añadir un nuevo comentario:

Nombre:
Email:
Escriba el siguiente código de seguridad: Código de seguridad (Si no entiende los caracteres de esta imagen presione la tecla F5 para recargar la página)
Comentarios:
NOTA: Su email nunca será públicado en este sitio. Ayudenos a mantener este sitio libre de insultos ó comentarios molestos.
 


 
Copyright (c) 2014 - www.amor.com.uy - Todos los derechos reservados. Contactar - RSS - Política de privacidad